Hablar de “El Otro” no consiste describir a una persona a la cual conocemos y que nos rodea, sino que se refiere a lo que es el otro para mi, en el sentido de Identidad. Nos podemos preguntar muchas cosas, como: ¿Yo sería lo que soy, sin el otro? Hay muchas preguntas más, pero ya irán saliendo en el desarrollo.

Es probable que sin el otro ya no sea el mismo, ¿Por qué? Quizá porque el otro es el que me ayuda a tener la identidad que tengo ahora mismo, pero ¿qué pasaría si el otro no existiera? Pues para mí, no sería nadie, no tendría personas con quienes reír, con quienes jugar ni divertirme, no pelearía, ni discutiría, no tendría nada, no tendría recuerdos, pero gracias a Dios, el otro sí esta allí, entonces ¿qué es lo que busco en el otro? Aquí surge otra pregunta, importante para mí, ya que es aquí donde eliges a los amigos. Lo que yo busco en el otro son semejanzas con mi personalidad, y me refiero a semejanzas en los gustos, en las cosas que le gusta hacer, a donde le gusta ir, lo que le gusta leer, ver, etc. Eso es lo que yo busco en el otro para así tener algún tema de conversación para cuando estemos aburridos pasárnoslo bien; otros buscaran diferentes cosas, porque cada uno de nosotros es diferente, pero al mismo tiempo somos iguales, porque buscamos algo en común.

Yo siempre eh tenido amigos parecidos a mí, pero aun así eh conocido a más personas; inconscientemente al darme cuenta de que ellos no tenían los mismos gustos que yo, sólo les consideraba conocidos. Una vez mi tía comento “Yo sólo tengo amigos, compañeros y conocidos, con los amigos puedes confiarles tus secretos sin la necesidad de decirles que no digan nada, con el resto, no”. Y eso me llevó a pensar lo mismo que ella, porque antes les decía amigos a todos los que conocía, pero ahora solo son mis amigos en los que realmente puedo confiar

El otro, para mí, son las personas en las cuales realmente uno puede confiar, pero esa persona no es cualquiera, ni se encuentra a la vuelta de la esquina, tenemos que escogerles bien, porque los otros influyen bastante en nosotros, y por ellos llegamos a ser lo que realmente somos, gracias a “El Otro”.

Post a comment

Resuelva la operación de prueba: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.