Esto me llego al corazón tanto que me propuse dejar de llamarme Miguel si es que no escribía sobre esto:

Iba yo en el Metro de Madrid, como los que saben, hay de estos tipos que andas ambulando por los vagones cantando sus canciones a cambio de unas monedas de parte de tu voluntad, ha veces veo gente que si parece que merece una ayuda, y también veo gente que tiene toda las posibilidades básicas para poder salir de la situación en que están por si solos, a estos que tiene alguna anomalía que les impide poder ganarse la vida, enfermedad, edad, presencia social, etc. les doy mi consentimiento aceptado para hacer esto, no digo que haya algo de malo en pedir, mejor a que te roben la cartera y se vayan corriendo, pero también me molesta que hay sin vergüenzas que tienen la edad joven, no tienen nada que les impide poder trabajar o buscarse la vida de alguna otra manera, algunos piden directamente una caridad, otros recitan, otros explican un poco lo que están pasando, otros manejan un niño para pedir dinero en nombre del niño, vaya forma de usar a los que nada tiene que ver para poder sacar dinero a los demás, pero otros cantan o tocan algún instrumento musical. Todos estos siempre están pendientes de que los seguridades del metro no les pillen, esto demuestra que hasta el mas pobre puede tener problemas para mendigar.

El punto es que este jueves iba tranquilamente con mis auriculares puestos en la linea 6 del Metro, cuando un tío entra con una zampoña enganchada al cuello y un charango en la mano, (Zampoña y Charango son instrumentos musicales folklórico latinoamericanos, mas exacto Bolivianos) esto me llevo a presuponer que era un paisano mio, por lo tanto la curiosidad me llevo a sacarme los auriculares en el cual escuchaba a System Of A Down – Toxicity, xD, bueno tenia la curiosidad de saber que iba a tocar, ya que como yo también soy de Bolivia me conozco casi todas las canciones nacionales que hay en mi país. Entonces el hombre este empezó hablando lo siguiente mas o menos:

Señores, no soy un mendigo de hecho, tampoco soy un sin vergüenza, pero es que ha veces la vida misma te pone en situaciones de las cuales no tienes otra salida, y esto te lleva hacer cosas que jamas te habías imaginado que lo harías, no voy a obligarles a ayudarme, tampoco voy a suplicarles, pero creo que mas vale que yo venga y les cante algo demostrando lo que en mi corazón pasa, a que les saque la cartera o les amenaze en un callejón peligroso pidiéndoles dinero, una moneda, no hace rico ni pobre a nadie.  por favor, entiendan  que un emigrante como yo no hace efecto tremendo a la sociedad, y que mas que las condiciones que llevamos en este país nos impiden poder subsistir, y peor aun si no tenemos la documentación en regla, encima que viene el hecho de extrañar a tu país, a tu gente, tus costumbres, hace que por las noches me la pase despierto como un alma pensando que sera de mi el dia de mañana, anhelando volver, recordando esos tiempos en que todo estaba bien….

Les juro que mientras hablaba esas frases al hombre este se le caía una lagrima de los ojos, el cual llego a mi corazón ver como tenemos gente de mi país sufriendo a extremas, y lo creo por que yo al igual que el había pasado cosas parecidas, me recordó todos esos momentos malos que había pasado, y a la vez me recordó que la vida te enseña a ser malo y bueno para poder sobrevivir ante todo. Tenia unas ganas de ir a abrazarle, pero me retuve al igual que el detenía ese dolor de llanto que se te quiere salir por el pecho y pasa por la nariz y al final se convierte en lagrimas, es la primera vez que vi a un hombre pidiendo así ayuda, también me di cuenta que no era el único quien sentía lo mismo, pues también habían mas extranjeros latinos que al parecer a algunos también les llego al corazón,  y uno que otro español que también mostraba síntomas de compasión.

Luego el hombre este se puso a tocar un tema que hizo que aun mas llego al fondo de mi alma, e hizo que brotara una lagrima de mis ojos, tuve que bajar la cabeza y disimular que bostezaba y por el cual pareciese que tenia sueño, pero en realidad era que si había tocado el fondo. El tema musical era un clásico nacional de Bolivia, de los Kjarkas según recuerdo, ese tema llamado Wayayay. Es un tema en ritmo de huayño suave (huayño, un ritmo folklorico donde se baila hagarrados de las manos con tu pareja, si es suave es mas romantico que bailable), el tema habla de una historia donde se demuestra como alguien ha vivido en las tierras de sus ancestros, y que con gritos “wayayay” demuestra llanto y tristeza por esos tiempos. aqui les dejo un poco de la letra de ese tema:

Voy a contarles hoy mi triste pena, La soledad que llevo en mi alma,

voy a contarte de tristes desengaños, de ilusiones y de sueños que he vivido,

entre montañas y valles yo he nacido, me acunaron los huayños en su encanto,

y al florecer mi tierra en su charango, vi crecer las zampoñas con el viento.

//Wuayayayayayayayayay wuayayay, wuayayayayayayayayay wuayayay, //biss

//Wuay wuay wuayayayayay wuayayay, wuay wuay wayayay,

wuayayayayayayayayay wuayayay//biss

Es un huayño romantico que te llega al corazon.

Bueno con todo eso el hombre este cuando termino se noto que las lagrimas se habían secado en sus mejillas, y con la mirada agachada y como quien no tenia moral ni fuerzas para el orgullo, pasaba a ver si alguien le echaba una moneda de misericordia,  Yo había salido colo con 5 pavos en el bolsillo, el cual no estaba seguro si se lo daba o no, ya que normalmente si suelo hacer esto es una valor de un euro a lo mucho 2 euros. pero después cuando bajo de vagón justo en la parada donde me tocaba, me lo había pensado bien y me di cuenta que este hombre a lo mejor si necesitaría mas que yo, me acerque y le di los 5 euros, con una sonrisa apenas pudo sonreírme, y empezamos a conversar un poco, mi excusa era que yo también tocaba la guitarra y que también era de Bolivia,  y así entre charla y charla me llego a comentar un poco de su trayecto en este país, el cual no fue nada bueno, no voy a contarlo por su derecho a la intimidad, pero ahí también había partes parecidas a la mía, la decisión de venir aquí fue su uno de sus peores errores, aquí se había enamorado y aquí se había partido el corazón, no encuentra trabajo por el hecho de ser indocumentado, esta solo y no vuelve por motivos de autosuperacion y etc. Le entendía completamente, sin mas deseándole mucha suerte y me despedí. por un lado me sentí muy orgulloso por que el estaba feliz por ver que aunque pareciera que no es así, todavía hay gente que nos ayudamos entre nosotros, no es por nada pero yo siempre dije y recalco que parece que el hecho de haber llegado a este país hace que la gente cambie muy racionalmente, ya no es aquel que era compasivo, tolerante, humilde y caritativo que antes, mas bien pareciese que la envidia, el egoísmo y la competencia no sana les invade, olvidan que somos de una sola tierra, y que todos venimos aquí con los mismos objetivos, al menos la mayoría, y con el tiempo algunos se quedan aquí y ya ni saben de sus raíces, siempre anduve quejándome de estas cosas, y mas de las mujeres y siempre lo seguiré haciendo cuando se me presente la oportunidad, no es por ser discriminatorio, sino que por ser hombre obviamente si fui mas afectado en el amor, fue por parte de una mujer, es mas diría por parte de todas las mujeres, aunque no me crean siempre he sido el maldito cachudo, xD pero bueno ya hablare de eso en otra ocasion mas.

Nada mas decir que a Sergio le dedico este post y espero que le vaya bien, y también recordarles  a todos que nadie sabe que nos depara el futuro, la vida puede dar un vuelco completo y tenerte e una  lujosa mancion  con todos tus deseos, o bien puede llevarte a la calle pidiendo pan para vivir, por ello no critiques, ayuda! dicen una frase, no ayudes dándole un pescado al hombre, mas enséñale a pescar, pero yo diría, que vas a pescar en un lago sucio y abandonado, y ademas necesitas herramientas para ir de pesca.

Aqui les dejo el tema de la canción si lo quieren escuchar:

Post a comment

Resuelva la operación de prueba: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.