Historia De Amor Del Vividor

Siempre que se me presenta contar esta historia de mi vida me da un poco de vergüenza, ya por ser el típico cachudo de la sociedad, aunque ya hace tiempo que no hablo de esto, por lo cual ya no se si me afecta o me da igual, ahora tengo una nueva vida, soy mas fuerte gracias a esta experiencia que los voy contar.

En el mundo hay mujeres hermosas, muy guapas y exageradamente guapas, aunque dicen que la belleza esta en los ojos de quien lo mira, pero en esa belleza que se ve se puede esconder todo lo contrario a lo bello, y fue lo que no me había dado cuenta con la primera mujer que fue lo mas importante en  mi vida, esta mujer con la que pase una gran etapa de mi vida que nunca olvidare, la que me enseño a ser fuerte ante las adversidades de la vida (por que ella fue quien se puso de practica).

Todo empezó después de los líos que tuve con mi supuesta tía  (en estos posts se cuenta algo del día que me hecho de casa uno y dos), por motivos de trabajo y necesidad económica tuve que viajar a un pueblo llamado Jumilla, una localidad hermosa que pertenece Murcia, donde había mas posibilidad de trabajar al menos labrando la tierra (cosa que nunca había trabajado de ese modo por lo cual me costo mucho acostumbrarme), ya habían pasado casi 2 meses estando ahí, (voy a contar centrándome en el tema aunque hay puntos que me gustaría contarlo, pero me lo reservo para otras ocasiones) en este pueblo no tenia mas compañía que el ordenador del locutorio cercano a donde tenia la habitación alquilada, en la cual si necesitaba hablar con alguien de confianza estaba esta mujer, Graciela, tanto yo como ella nos contábamos cosas que solo se podría confiar en alguien cercano, quizá ella también se sentía sola, Graciela era mi gusto, hermosa, piel canelita clara, pelo ondulado y largo y unos ojitos semiachinados que me tenían loco, sencillamente… estuve enamorado de ella,  solo que tarde mucho en darme cuenta, cosa que a principios solo creí que era un gusto que no tenia nada que ver con el amor.

Graciela también es boliviana igual que yo, y ella estaba en Valencia, tenia su novio un marroqui, que según ella solo se aprovecho de ella (disculpen mi tendencia a ir muchas veces en contra las mujeres) pero siempre mantuve que una mujer sabe si disponer a primeras vistas o saber esperar. Ella me contaba que el hombre la trataba bien, y aunque yo no estuviese ahi cerca de ella me tocaba hacer el papel de paño de lagrimas para secarle esos ojos que me gustaban.

Aquí Empieza La Historia De Un Amor

Un día que me contaba que una de sus penas yo ya no pude soportar y tuve que gritarle por el micro que yo ya estuve cansando de escuchar sus lagrimas y que yo quería ser el hombre por quien debería estar llorando, sin muchos rodeos le abrí mis corazón y le dije todo mis sentimientos, no me importaba ni la distancia ni el hecho de que nos habíamos conocido personalmente, solo sabia que esta mujer había compartido muchas cosas conmigo que yo sin pensarlo me los habia creído todos y bastaba para ver lo buena que era y que ademas me gustaba mucho, La relación en principios fue un poco fría por que solo íbamos por el teléfono has casi un mes donde ella decide visitarme y conocernos así por primera vez en persona, era una de esas fiestas que se festejaba en Jumilla y lo cual ella quiso aprovechar y así conocer mas sobre este pueblo.

Recuerdo bien el día que la vi por primera vez, ella llevaba una falda ajustada y corta, un bluzon que resaltaba esa figura y una carita tan tierna y linda, cuando la recogí en la terminal de autobuses de Murcia yo me había quedado perdido en ella, según ella estaba como un niño que no quiere desprenderse de su madre, la tuve abrazada todo el viaje, intentaba besarla frecuentemente, estaba muy exageradamente meloso, llegamos a casa y esa noche en vez de ir a ver la cabalgata que había en el pueblo decidimos ir a cenar algo romántico y pasar la noche juntos como si fuese la ultima en el mundo (nunca olvidare esa noche) Dios.. es increíble que después de casi ya 3 años me este rozando una lagrima en la mejilla al contar esto, solo se que es por los recuerdos tan hermosos que se fueron a la nada, pero no creo que sea por amor, (eso creo), yo ya lo tengo superado hace mucho tiempo, tanto que cuando e presenta la oportunidad de hablar de esto lo cuento como una historia de las fabulas de esopo y no como en principios del final de esa relación que cada que hablaba del tema me hundía en un mar de lagrimas,  por ello me sorprende que ahora este así, y como es sabido que las experiencias te hacen fuerte hasta que la sensibilidad se haya perdido por completo, no quisiera ser insensible, pero noto que ahora ya no puedo hacer brotar lagrimas por cosas tan tristes como antes.

Debido a que mis historias son largas los puse en artículos separados, la continuación esta en esta url:

http://el-vividor.com/una-vida-de-pareja-que-decepciona-parte-2/

Website Comments

¿Que Opinas Del Tema?

Resuelva la operación de prueba: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.