Siguiendo con la historia de mi primer amor que tuve… (Parte 1)

Graci (era como le llamaba) y yo ya vivíamos juntos, después de estar enamorando a distancia y vernos pocas veces empezábamos estando juntos, par empezar vivíamos en el barrio de Canillejas, aunque estábamos juntos ella nunca había mencionado sobre lo nuestro a nadie de su familia, mientras yo había cortado relación alguna con mi madre por que ella no aceptaba nuestra relación, hibamos contra todo para logra que lo nuestro funcionase sin problemas, (que tonteria).

Indicios De Un Mal Futuro

Bien dicen que el amor te vuelve ciego, y pude comprobarlo, ¿celos? para mi los celos existe en todas las parejas, otra cosa diferente es que cada quien se aferre a no hacerle caso, cuando habíamos empezado ya Graci tenia comportamientos que no son normales en una pareja, llamadas sospechosas por el teléfono, mentiras que se descubrían frecuentemente, pilladas infraganti por el chat y entre otras, en principios creí que eso se le pasaría a medida que pasa el tiempo, fatal error, si se logra que alguien cambie sera solo un cambio del 3% a lo mucho.

Ella siempre daba respuestas de que las llamadas que recibe no son por que ella, lo quiera, o bien que no conoce a ese hombre de nada,  que son mentiras lo que los demás dicen, sinceramente lo mas lógico seria que yo tenga por creído todo lo que me dice mi pareja, lo hice así en principios, y despues también seguía luchando para tratar de engañarme a mi mismo pensando que ella no seria capaz de engañarme ni dejarme por otro, de verdad les digo, en el amor no existen las promesas del tipo “nunca te dejare”, “no te engañare jamas” el amor como muchos lo definen no es una ciencia exacta, por lo cual las promesas dentro de ellas no son 100% fiables, aunque así se lo tome, pero por las historias de amor del mundo, se puede decir que nadie es libre de que su pareja le deje alguna vez, de que le sea infiel, otra cosa es que cuando alguien te sea infiel no te enteres, y es a eso a lo que yo le llamo fidelidad, el de taparse los ojos ante algo que no deseas.

Parte del tiempo que estuve con ella podría decir que a pesar de los problemas que tuvimos al menos yo sentí que fui feliz junto a ella, tanto que a veces me pongo a pensar si valdría la pena pasar nuevamente todo eso por ella, aunque al final la cabeza me dice que no, que nadie se merece sufrir por amor.

Quizá muchos digan que soy el típico celoso sin razones, pero no soy el único que tenia sospechas de ella, al menos no tenia esa seguridad de que ella estaría siempre conmigo, para empezar el primero quien me dio mas certeza para desconfiar de ella fue, el compañero de piso con el que compartíamos, que en una discusión este tuvo que callarle la boca a graci amenazándoles que me diría que la había visto con alguien, este nunca me lo quiso decir, insistí en que me lo dijese pero en su momento no me lo dijo y siempre respondió que era mejor que ella mismo me lo dijese, Graci al aferrarse a quedarse callada siempre me respondía de que no sabia de que hablaban, me sentía el tonto del piso.

Otra prueba fue que una de las amigas de mi pareja se tuvo que quedar en el piso por unos días con nosotros, me parecía raro que esta mujer siempre me diera el consejo de que tuviera cuidado con ella, que no me fié de ella del todo y que yo me merecía algo mejor, y eso ahora que ya paso casi 3 años de lo que esta relación se fue a pique ella me dijo un tiempo atrás que ella si me engañaba con alguien pero que no sabia con quien, también me confeso que incluso a ella quiso meterle en los líos como cómplice de sus infidelidades.

Podría pasarme tiempo pasando mas pruebas que justifiquen mi desconfianza, pero el punto de estos artículos es contar la historia de esta relación y no del todo las explicaciones de cada paso.

La Primera Separación

Así tuve que pasarme la vida, mas de 1 año y medio aferrándome a creer que no había nada de que pensar mal de mi pareja, así pude vivir feliz a lado de ella, hasta que un día que nos pusimos a discutir de algo que ya ni me acuerdo, se me vino todo lo pasado a la cabeza y fue donde quise dejar la relación, nunca habia pensado que pudiera tener el valor para poder marcharme, para su vuelta del trabajo yo ya no estaba, imagino que ella tambien lo paso muy mal esos dias, al igual que yo.

Lo único que recuerdo de esa temporada fue esas noches largas en la cama, esas noches donde no puedes dormir pensando en ella, recuerdo que fueron tantas noches que a pesar de ser tantas no llegaron ni a la décima parte de las lagrimas que había dejado por ella esos días, fue la primera vez que me había separado para estar completamente solo de alguien a quien amaba tanto, me revolcaba en mi llanto encima de la cama, sentía que la garganta se me cortaba cuando estaba en llanto por ella, sentía que la cabeza me dolía tanto llorar, tenia unas ganas de llamarla, la llamaba pero siempre se imponía el orgullo de quien lleva la razón  para al final no solucionar nada. Ella no se si lo habrá pasado tan mal, pero algo si tuvo que afectarle (al menos eso creo), siempre fui yo quien la llamo, llegaba a la puerta del piso ebrio tratando de hablar con ella, he caminado por calles que no conocía pensando en ella, bebía tanto esos días que me perdía en la cuidad sin saber donde estaba parado, (joder! no se, es difícil contener las lagrimas cuando recuerdas esos momentos malos y encima estas escuchando canciones que en esos días escuchabas), digo que no se si ella tenia tantas ganas de estar conmigo por que cuando le proponía volver a intentarlo ella nunca puso mucho empeño, siempre decía que no sabia si eso era lo que quería.

NOTA: Si quieres seguir con la historia puedes verlo en este link si esta publicado:

http://el-vividor.com/una-vida-de-pareja-que-decepciona-parte-1/

Website Comments

¿Que Opinas Del Tema?

Resuelva la operación de prueba: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.