Continuación de la parte 3

Las discusiones aparecían nuevamente en esta relación que habíamos vuelto a abrir con la intensión de hacerlo de una mejor manera, no se como se puede llegar a ser tan estúpido, tonto, para llegar a ser un masoquista del sufrimiento, dejarse llevar por los sentimientos es un acto que podría tener consecuencias muy altas, yo en esas discusiones me arrepentía nuevamente haber vuelto con esta mujer.

Un día volvía de casa de Daniel por que se festejaba sus cumpleaños, al cual Gracy nunca quiso, no entiendo por que le guardaba tanto rencor, si nisiquiera se conocían hasta que se vieron una vez por un instante, ademas fue la persona que estuvo apoyando al hombre que en un tiempo atrás necesitaba un amigo a causa de su mismo abandono, entre la puerta del piso y lo único que sentí fue un golpe en la cabeza, y después de unos cuantos minutos despierto y me encuentro a ella sentada en la mesa con una mirada fija y llena de rabia, estaba mareada, esa mujer no era la misma que conocía, yo lo único que podía hacer era salir de ahí por evitar mas problemas, se interpuso entre la puerta cosa que yo no pudiera salir, me sujetaba de las manos con las uñas causándome unos arañazos en las muñecas, quise pedir auxilio pero es que no tuve valor para gritar, tenia vergüenza por lo vecinos, incluso ella mismo se reia de mi alegando que nadie me iba a creer, mas al contrario, ella podría decir que lo hizo en defensa propia, cuanta rozan tiene, por que la vida mismo me ha demostrado que aqui muchas mujeres usan este sistema para poder destrozar completamente a los hombres, no voy a entrar en detalles respecto a eso, solo es ver como la misma sociedad crea las torpezas que con el tiempo les cuesta arreglar.

Esa noche me pase sentado en el sillón con las lagrimas y los recuerdos de mi vida, me sentía tan inútil, me sentía mas solo que la luna misma en una noche triste, maldecía en mi mente mil veces las situaciones y las decisiones que había tomado, esa noche sirvió para acordarme que en esta vida no tengo mas a nadie que a mi mismo, quizá de ahí nace mi desconfianza elevada ante la sociedad, nadie me ayuda, nadie me ayudo, estoy vivo por las travesías que yo he vivido, sin familia, sin mas que un amigo solo del cual todavía estaba a punto de deshacerme  y encima la única persona en la que podía confiar me estaba lastimando psicologicamente y físicamente, yo la veía, ella estaba dormida en la cama por el alcohol que tenia, mientras yo la por dentro sentía que poco a poco ella estaba haciendo que aparezca un odio hacia las mujeres.

Acostumbrado Al Sufrimiento

La vida aunque no sea como uno lo quiere sigue su trayecto, Gracy y yo seguíamos viviendo juntos, con las típicas discusiones, al menos ya no volvió a golpearme, pero si tuve que dejar poco a poco al amigo que un día me tendió la mano, sobre el golpe que me dio resulto ser una radio pequeña que teníamos en la cocina, fue con eso con lo que me había golpeado esa anochecer, según ella que se había perdido en el alcohol por celos y rabia del hecho que yo tenia mas tiempo con otras personas que con ella, no me lo creí nada,  pasaba el resto de mis días con ella, vivía con ella, ademas las personas tienen su vida normal y no el tiempo de sobra para estar con los amigos a todas horas, al final fue una disculpa que no me llego para nada al corazón.

¿Como estaba? pues ella seguía con las llamadas raras, con las llegadas tardes del trabajo, con las vacaciones con el trabajo sin previo aviso,  con las varias veces que se le perdía el móvil, que siempre  no tenia cobertura, ya al final me daba igual, yo no tenia ningún derecho sobre ella pero yo había dejado mi vida normal por ella.

Nace La Ayuda Para El Final Definitivo

Estaba claro que esta relación no merecía la pena y que tarde o temprano de uno u otro terminaría, lo que no lo tenia claro era que no sabia que me afectaría tanto, incluso peor que la primer vez, yo tenia tan claro que a esta mujer si la amaba mucho, pero sabia  hasta que extremo.

Gracy había conocido a una amiga llamada Jheny (no se si agradecerle o bien odiarle por aparecerse en nuestras vidas) Jheny solia venir de vez en cuando al piso, si la relación termino con esa mujer que amaba tanto pero que me hizo tanto daño fue gracias mucho a la influencia de esta mujer. esta es la historia…

Era el día de los cumpleaños de Jheny, a lo que Gracy decide invitarla a salir por que según parece ella no tenia ningún plan, fuimos a una discoteca muy conocida por la zona de puente de Vallecas, llamada el “El Estudio”, yo ya había visto varias veces a Gracy que había cambiado mucho los hábitos de beber de manera exagerada, pero esa noche supero los limites, también ayudo Jheny, esta supuesta amiga la insistía y la daba mas leña para que ella se embriagara, tanto que llego al punto de quedarse dormida, para lo cual tuvimos que coger un taxi.

Dejando el taxi a la espera, subimos al piso donde Jheny insistía en quedarse a dormir, no pude decirle que no ella también estaba mareada, bueno, todos, pero mas que nada la peor era Gracy y seguidamente Jheny, a lo que tuve que bajar y decir al taxista que ya no hacia falta que se quedara.

Jheny estaba acostada en el sofá del salón, donde cuando me acerque a dejarle unas mantas se levanto y me abrazo, creí que ella quería que le acompañase al baño o algo, pero resulta que me da un beso al cual no se por que pero no pude resistirme, esa noche me di cuenta que aparte de Gracy también habían otras mujeres, no se si sentirme culpable, pero esa noche quizá por las copas que no pude rechazar esa propuesta, por un lado estaba perdido sin saber que hacer, si seguir besándola o bien dejarla por miedo a que Gracy despierte, el beso duro como unos 10 segundos y todo termino ahí, le dije que tenia miedo y que no sabia si esto estaba bien, (tonto, claro que esta mal, es la amiga de tu mujer).

Al día siguiente no quise levantarme de la cama por no averiguar que pasara, no sabia si contárselo a gracy o bien callarme y intentar convencerla que deje de verla a Jheny, me pase toda la mañana en la cama pensativo mientras ellas están como si no hubiese pasado nada la noche anterior, me rompía la cabeza en averiguar como había sido capaz de hacerle eso, pero también a la vez me acordaba que Graciela muchas veces me había hecho daño y quien sabe cuantas veces me fue infiel, ademas también llegaba a la conclusión de que quizá esta sea el momento adecuado para dejar la relación para siempre, pero esas sensaciones para con Jheny no eran lo suficientemente fuertes como para dejar a una mujer con la que estuve 3 años a punto de cumplir los 3 años vividos, ya sea para mal o bien con ella estaba mas que comprometido, aunque en las discusiones y los recuerdos tan malos me decían que esa relación era solo aceptar una vida de sufrimiento, desconfianza y dolor.

Continuación Aquí:

http://el-vividor.com/una-vida-de-pareja-que-decepciona-parte-5/

Website Comments

¿Que Opinas Del Tema?

Resuelva la operación de prueba: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.