Inicio Viajes, Turismo 3 Aspectos que distinguen a Bolivia del resto del mundo

3 Aspectos que distinguen a Bolivia del resto del mundo

Bolivia está cerca a celebrar sus 194 años de independencia y lo hace en un momento caótico, pues nuevamente atraviesa una crisis política que afecta, sin duda, a la población en general. Lamentablemente, Bolivia está en esa lista extensa de países que a lo largo de su historia jamás tuvieron gobiernos dignos de admiración, elogio y respeto, pues se han visto involucrados en casos de corrupción, nepotismo, intervencionismo extranjero, persecución política, dejadez, intereses partidarios, entre otros.

En el presente artículo, tocaremos temas que distinguen a Bolivia del resto del mundo. Estos temas conciernen tanto a aspectos positivos como negativos, los últimos son aquellos de los que los bolivianos nos es difícil hablar o, incluso, reconocer porque nos recuerdan momentos realmente críticos y frustrantes.

Este es un top de los 5 aspectos que distinguen a Bolivia del resto del mundo. Toma en cuenta cada detalle y descubre porqué Bolivia es un país peculiar y sin igual.

Posición Nº 3 – Ubicación geográfica

Regresemos a la primera década del siglo XIX, Bolivia todavía no había nacido, pues se desarrollaban en casi todo el continente americano, revueltas y rebeliones contra la corona española. La administración española sobre los territorios de Sudamérica llegó a su fin y, con ella, España se retiró de América y dio lugar al nacimiento de naciones independientes.

El territorio que actualmente ocupa Bolivia siempre ha estado en la mira de extranjeros por las riquezas naturales que existían en ella y por ser un territorio que fácilmente conectaba a lo que alguna vez fueron los virreinatos de La Plata y del Perú.

Potosí, ubicada al suroeste de Bolivia, fue la mina de oro de los españoles durante la conquista y colonización, luego fue el blanco de los intereses de dos de los virreinatos españoles mencionados previamente. Lima y Buenos Aires peleaban constantemente por la administración del territorio que comprendía la Real Audiencia de Charcas, la misma que luego se llamaría Bolívar y, finalmente, Bolivia.

La Real Audiencia de Charcas era codiciada por su gran extensión territorial, la variedad de sus ecosistemas y los recursos naturales explorados en ella. Años después, con la declaración de la independencia del territorio y a la que se le dio el nombre del Libertador Simón Bolívar, comenzaron los años de la república, años en los que cada gobernante de turno fue incapaz de administrar y cuidar la nueva nación.

En 1825, Bolivia contaba con 2.363.769 km², extensión que fue reducida a casi la mitad por disputas limítrofes y conflictos bélicos con los países que la rodean. La siempre ambiciosa geopolítica brasileña afectó a Bolivia quitándole un total de 490.430 km², los tratados territoriales en beneficio de Argentina hicieron que Bolivia pierda 170.758 km² al sur de su territorio, los problemas limítrofes con Perú que se arrastraron desde el coloniaje terminaron por arrebatarle a Bolivia 250.000 km².

Mapa de Bolivia de 1825

Los problemas más serios que tuvo Bolivia con respecto a su territorio fueron con Paraguay y Chile. Con Paraguay se desató la Guerra del Chaco, guerra que no debió darse jamás, pues ambos países no eran enemigos, sino primaron los intereses de empresas de terceros países; con ellos se perdió un total de 234.000 km².

La pérdida que más lamentamos los bolivianos se dio tras la Guerra del Pacífico con Chile y en la que también estaba involucrada Perú. Con Chile no solo perdimos otra extensión más de territorio, sino nuestro único acceso al mar; se perdieron 120.000 km², además de los puertos de Antofagasta, Tocopilla y Mejillones. Desde entonces, Bolivia sufre con respecto a temas de importación y exportación de mercadería, además de que la comunicación con el resto del mundo también enfrenta limitaciones.

Todos estos hechos marcan la ambición que los extranjeros siempre han tenido por nuestro territorio, ya sea por su ubicación estratégica o los recursos que hay en ella. A diferencia de otros países como Brasil y Chile, que, a lo largo de sus territorios, tienen apenas un par de ecosistemas, Bolivia cuenta con zonas altiplánicas, chaco, valles, trópico, desiertos, llanuras, entre muchos otros; algo que tanto el gobierno como la población deben aprovechar para la explotación de recursos naturales que sean de beneficio para la economía estatal, sin descuidar o dañar parques y reservas naturales.

Territorios perdidos

Del mismo modo, en la gran extensión territorial de Bolivia, están asentados diversas naciones y etnias culturales, cada una con sus particularidades, unas muy diferentes de otras por la región en que viven y sus estilos de vida. Esto ha llevado a que Bolivia sea considerada como el país más diverso de la región y del mundo.

Posición Nª 2 – Atractivos naturales

Como ya se había dicho, Bolivia es uno de los países en cuyo territorio se encuentra una rica y amplia variedad de ecosistemas, lo cual implica una variedad de climas y terrenos en los que viven diversas y hermosas especies de fauna y flora.

Casi todos los atractivos naturales de Bolivia son famosos a nivel mundial por la belleza que irradian, además del colorido y la historia que encierran. Si estás fuera de Bolivia y jamás la visitaste, seguramente escuchaste alguna vez sobre el Lago Titicaca, el Salar de Uyuni, el fuerte de Samaipata, la Laguna Colorada, el Lago Poopó, entre muchos otros.

Te contamos que si visitas cualquiera de estos atractivos, te enamorarás a primera vista y querrás regresar una y otra vez. El esplendor y la belleza de estos lugares no son netamente visibles o tangibles, sino que encierran, como ya se dijo, pasajes históricos de antiguas civilizaciones, el paso de los dinosaurios o explosiones míticas que dieron lugar a varias teorías.

Vivir una experiencia en Bolivia y vivir a lo máximo, te encuentras con la naturaleza, respiras aire puro y te sientes completamente vivo. Si hay algo que los países vecinos no lograron quitar a Bolivia, son precisamente sus atractivos naturales más conocidos y hermosos.

Algo que puedes hacer en Bolivia es elegir entre el ecosistema de tu preferencia, si te hace mal la altura y el frío extremo, puedes optar por visitar departamentos como Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, o territorios más calientes, ya sea en Santa Cruz, Beni o Pando. Amarás a Bolivia por ser tan diversa y ofrecerte tantas alternativas.

Ecosistemas de Bolivia

En Bolivia encontrarás bosques, lagunas de diversos colores, lagos místicos, salares, desiertos, valles frescos y verduscos, selvas cálidas, ríos y vertientes cristalinas, sectores geográficamente accidentados e ideales para deportes extremos, podrás observar el hábitat de diferentes especies como llamas, cóndores, quirquinchos y alpacas en el occidente; y jaguares, reptiles, delfines, aves exóticas en el lado oriental.

Muchos extranjeros creen que Bolivia es un país netamente andino, pero no es así… Bolivia es el país más rico en diversidad cultural de la región, pues en su territorio se concentran los ecosistemas de Sudamérica en general. Es más… ¿Sabías que más del 50% del territorio boliviano es tropical y solo cerca de una cuarta parte es territorio altiplánico o andino?

Posición Nº 1 – Atractivos culturales

La gran extensión territorial de Bolivia no solo se manifiesta a través de la diversidad de ecosistemas que hay en ella, sino en las diversas naciones que alberga, cada una con sus propias costumbres y tradiciones que manifiestan su relación con la naturaleza, sus expresiones de alegría y emoción, su agradecimiento con la Madre Tierra y con Dios por todo lo bueno de la vida. Cada pueblo y nación de Bolivia tiene sus modos o estilos de vida, sus leyendas y tradiciones, sus religiones, su gastronomía, su música y otras costumbres.

Los bolivianos manifiestan todo esto a través de expresiones culturales que, a su vez, relucen arte. En cada región de Bolivia existen atractivos relacionados a eventos culturales que pueden ser netamente culturales o ser el resultado de simbiosis con las costumbres o visiones religiosas como las cristiano-católicas que, sin duda, han influido mucho en la forma de ver la vida y vivir en sociedad.

Muchas festividades culturales de Bolivia se asocian a eventos religiosos.

Los bolivianos nos consideramos a sí mismos como los más fiesteros y alegres en comparación a países de la región, pues tenemos celebraciones para todo y por todo. Nos gusta compartir con la familia, los amigos y los vecinos y, lo mejor de todo, nuestra cultura ancestral está tan arraigada a nosotros que es imposible que se pierda.

Los bolivianos amamos nuestras raíces y la manifestamos en cada una de las expresiones culturales, un claro ejemplo de ello es la celebración del Año Nuevo Andino-Amazónico y del Chaco, que se celebra cada mes de junio y reaviva el pensar de civilizaciones antiguas sobre el inicio de una nueva etapa para la cosecha de alimentos, entre otras costumbres.

Otro claro ejemplo es la celebración de cada primer viernes de mes, en el que muchas personas le piden a la Pachamama o Madre Tierra que les ayude en casa y en sus emprendimientos.

Si hablamos de las máximas expresiones culturales, tendríamos que hablar de eventos majestuosos como el Carnaval de Oruro. Una manifestación sociocultural tan grande que año tras año reaviva nuestra identidad cultural a través de las danzas más representativas de Bolivia y que son expresiones de diferentes regiones del país. Esta es, de hecho, una celebración o festividad que merece otro artículo por todo lo que representa, pero que manifiesta la identidad de los bolivianos en general.

Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad

Los eventos culturales se desarrollan a lo largo de cada año y en cada región del país. En el occidente del país, cada evento cultural está relacionado a expresiones de agradecimiento o devoción como el Gran Poder, la fiesta de Chutillos o la Festividad de la Virgen de Urkupiña. Lo propio ocurre al sur del país con la Fiesta de San Roque en Tarija, la fiesta de la Virgen de Guadalupe en la ciudad de Sucre, la fiesta de Tarabucos, entre otros. En el oriente, la gente celebra igual que con mucha alegría fiestas patronales, ferias gastronómicas y expresiones artísticas como en las misiones jesuitas.

Bolivia es un país con muchas particularidades que enaltecen a la población y, a diferencia de otros países, se aferran a ellas sin importar qué tan fuerte sean los procesos de globalización o invasión de estilos de vida de países considerados del “primer mundo”. Bolivia jamás perderá sus costumbres y tradiciones y, con ella, su identidad. Un claro ejemplo de ellos son tradiciones que se expresan en fechas como Semana Santa o la Fiestas de Todos Santos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Swipe to unlock!
Unlocked