Inicio Agujero Negro Día Internacional del Tinku

Día Internacional del Tinku

6210
1

¿Sabías que el Tinku, una de las tantas danzas típicas bolivianas, tiene un día dedicado a su celebración y se da a nivel internacional? Pues sí, el Tinku celebra su día cada 31 de julio, día en el que, en muchas ciudades del mundo, bolivianos y no bolivianos bailan esta danza con mucho orgullo.

En esta oportunidad, conoceremos más sobre esta danza tan divertida y ágil, cuyo origen tuvo lugar en el altiplano boliviano durante la época colonial. Para entender a la danza como tal, debemos saber qué significado tiene la palabra «Tinku». Es de origen quechua, sin embargo, también es empleada en el lenguaje aymara.

En quechua, «Tinku» significa «encuentro», y en aymara «pelea», razón por la que la danza se puede explicar de dos formas:

Primero, el Tinku es practicado en Bolivia como ritual tanto en el norte de Potosí como en el sur de Oruro. Se trata de una pelea similar al boxeo, en la que dos miembros de dos comunidades vecinas se encuentran y empiezan a golpearse con el objetivo de derramar  sangre sobre la tierra y, de ese modo, se pida fertilidad y abundancia a la Pachamama o Madre Tierra.

Segundo, el Tinku, como danza, es una mera representación del ritual mencionado anteriormente. Actualmente, estas representaciones se dan no solo en Bolivia, sino también en ciudades de otros países donde viven comunidades bolivianas. En medio de la danza, se incluyen simulaciones de peleas para dar a los espectadores una idea de cómo se realiza el ritual.

Del mismo modo, el ritual como tal sigue siendo celebrado por comunidades que viven en las zonas mencionadas de Bolivia, pero con mayor fuerza en el norte potosino. El ritual no se da en otros países porque en esas regiones no se piensa en fertilizar la tierra para el cultivo de alimentos.

Vestimenta

En ambos casos, tanto los varones que participan del ritual como de la danza, llevan puestas las famosas «monteras», unos cascos hechos de cuero de oveja y que simulan el mismo casco que llevaban los españoles durante la colonia. El resto de la vestimenta es la misma que visten los comunarios del norte potosino y sur de Oruro.

La vestimenta de los varones consiste en la montera, el chullo (un gorro tejido), una chuspa (una especie de bolso para llevar coca), bufandas (también tejidas), los chumpis (que se usan como fajas para ajustar los pantalones), la calzona (o pantalones), los chalecos y las abarcas de cuero o goma; todos de diferentes colores chillones.

La vestimenta de las mujeres consiste en el aqsu (vestido), el aguayo (para envolver cosas o transportar niños pequeños), las tullmas (adornos que envuelven las trenzas), la almilla (vestido largo y lleno de bordados en la parte inferior), el rebozo (manta oscura con bordados), el sombrero de lana de oveja y las ojotas o sandalias parecidas a las de los varones.

Un dato interesante es que en el ritual participan tanto varones como mujeres, incluso niños. Estos encuentros aglutinan a mucha gente que asiste ya sea para pelear o solo presenciar. Esta actividad se ha convertido en un atractivo turístico para muchos turistas, sobre todo europeos, quienes filman cada pelea y realizan documentales.

En cuanto al baile, el Tinku forma parte de las tradiciones ancestrales que se practican y  honran en festividades religiosas de Bolivia, por ejemplo, en entradas folclóricas como el Carnaval de Oruro, la festividad de la Virgen de Urkupiña y el Gran Poder. También se participa en presentaciones y conciertos de grupos folclóricos reconocidos como los Kjarkas, Kala Marka, Llajtaymanta, entre muchos otros.

En 2011, surgieron discusiones sobre del origen del Tinku, pues países como Perú y Chile empezaron a mostrar esta y otras danzas bolivianas como suyas. Ya en 2015, el Concejo Municipal de la ciudad de Cochabamba declaró el 31 de julio como Día Oficial de la Danza Tinku para que el mundo sepa cuál es su verdadero origen y que la danza no sea objeto de plagio.

Aunque existen algunos profesionales en el estudio de las tradiciones que critican los usos actuales de la danza y el ritual, no representan un obstáculo para miles de bailarines que año tras año participan en presentaciones musicales y entradas folclóricas.

La danza del Tinku ha traspasado fronteras, pues lleva el nombre de Bolivia en alto. Un claro ejemplo es la fraternidad «Tinkus San Simón», que realiza presentaciones anuales en Estados Unidos y otros países europeos, en eventos de renombre.

A continuación te dejamos dos canciones que exponen la danza del Tinku en su máximo esplendor. Disfrútalas, la primera es de la agrupación Llajtaymanta y la segunda de la agrupación Pasión Andina.

Llajtaymanta – «¿Para qué la vida?»

Pasión Andina – «Leidy»

¿Te gustó la danza? Coméntanos qué otros datos quisieras saber sobre el Tinku.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Swipe to unlock!
Unlocked