Inicio Agujero Negro Rap boliviano, cuestión de suerte y perseverancia

Rap boliviano, cuestión de suerte y perseverancia

3797
4

Es bien sabido que no existe una industria musical bien establecida en Bolivia. Sobre todo si se trata de géneros jóvenes y poco tradicionales. Un claro ejemplo de ello es el rap boliviano, que tras años de batalla por posicionarse en el mercado, sus logros han sido mínimos, pero aun así logra sus espacios de expresión en fiestas juveniles clandestinas y alguna que otra vez en espacios que suelen abrir las secretarías de cultura de las distintas ciudades, pero sólo ocasionalmente.

Sin embargo, los jóvenes no se dan por vencidos y continúan componiendo y creando pistas que en ocasiones hablan de sus realidades y expresan sus sentimientos e incluso hablan de momentos históricos, todo ello plasmado en el rap boliviano.

Muchos de nosotros habremos oído hablar de NEO, el rapero boliviano que logró abrirse un espacio en Estados Unidos con algunos de sus hits. Como muchos migrantes que viajan al norte en busca de mejores oportunidades, este valiente artista del Hip Hop logró abrirse un espacio musical en el país de los sueños. Muchos fanáticos se sienten identificados con él por su  situación de migrante y por sus letras.

Pero la historia en el escenario boliviano es muy distinta para éste género. El rap boliviano se ha convertido en una fuerte expresión de protesta a causa de situaciones coyunturales que han marcado nuestra historia, por ejemplo la “masacre de octubre” del 2003. Que dio lugar a diversas expresiones artísticas protestantes.

Por ejemplo, la Guerra del Gas inspiró la formación de Nación Rap, quienes como movimiento musical crearon conciencia, especialmente en El Alto de La Paz y cantaron en aymara, hasta hoy. Quienes hoy en día llegaron con su música a varios países incluyendo Suecia. Además podemos mencionar a otros artistas que surgieron, entre ellos Ayaviri de Sucre.

Pero el Hip Hop y el rap boliviano también tienen cara de mujer. Entre las más sobresalientes podemos mencionar a Filadelfia Vilca.

A pesar de las adversidades de un mercado que sólo quiere invertir en artistas extranjeros o de géneros populares y “rentables”, estos jóvenes no se rinden y continúan perseverando y practicando para que sus voces sean escuchadas.

Un claro ejemplo de ello son algunas “batallas de gallos” que se organizan algunas noches en las plazas céntricas. Numerosos grupos de jóvenes se reúnen en círculos para exponer sus composiciones cargadas de realidades que sólo pueden dar a conocer de esa manera. Quizá no exista reconocimiento, paga o fama en estas presentaciones improvisadas. Pero tienen la satisfacción de hacer y ser fieles a lo que aman hacer… su música.

saludos..

Es este link veras un canal de hip hop: NEO Hip Hop Boliviano

4 COMENTARIOS

    • Jejje, igual yo, le tengo agregado, y por si acaso me puse a buscar informacion de los raperos en Bolivia para ver si hay igual que el, y llegue aqui jeje

  1. hay mucho mejores raperos que ese, no est amal pero en bolivia incluso hay rap en quechua y aymara, deberian buscar mas videos de raperos que son bolivianos, hay un monton en youtube

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Swipe to unlock!
Unlocked